Cirugía Genital Femenina

Entre los tipos de cirugía plástica genital femenina más demandados se encuentran la labioplastia, la liposucción en el monte de Venus, lifting de pubis, la vaginoplastia, la clitoriplastia y la reconstrucción del himen. Labioplastia o ninfoplastia: también se conoce coloquialmente como cirugía íntima femenina. Se trata de una cirugía destinada a disminuir el exceso de protrusión de los labios menores. Las causas del exceso de crecimiento de los labios menores se desconocen en la mayoría de los casos pero, sin duda, interfieren factores hormonales como también la irritación local. Este exceso de crecimiento de los labios menores puede ser uni o bilateral, y lo normal es que existan ligeras asimetrías entre los mismos (al igual que entre las mamas). Aumento de labios mayores A medida que avanza el proceso del envejecimiento, hay algunas zonas del cuerpo que delatan el proceso porque van perdiendo turgencia. Una de ellas son los labios mayores. La causa es la lipoatrofia. Para mejorar el aspecto contamos con una técnica quirúrgica que permite darles mayor realce estético mediante una transferencia de grasa. Una parte de esa grasa será reabsorbida por lo que, en ocasiones, puede ser necesario repetir el procedimiento para obtener el efecto deseado. Es una cirugía que habitualmente se combina con otros procedimientos de estética genital como la labioplastia o la vaginoplastia. Cirugía del capuchón del clítoris: El clítoris está cubierto por una fina capa de tejido, similar al prepucio de los hombres. Dicho tejido se conoce como capuchón del clítoris y frecuentemente se ve un crecimiento del mismo durante la menarquia, embarazos o al llegar la menopausia. La corrección se realiza mediante el retiro parcial del exceso de capuchón. Se trata de un procedimiento que requiere de mucha precisión para evitar una resección excesiva que dejaría el clítoris descubierto

Contact
close slider

Contact

Send Us a Message